Monday, September 24, 2012

Lucia se escribe con "L" de Luchadora

Bienvenida Luci!

Suelo pensar que soy un tipo con suerte en esta vida. Aveces me he tratado de convencer que tengo algo de talento. Tu Luci, me enseñaste el poder de la voluntad.

De forma muy sigilosa te nos estabas muriendo mi querida Luci. Falta de oxígeno y nutrientes te habías congelado en el tiempo hace algunas semanas. Habías decidido detener el crecimiento de tus brazos y piernas para proteger tu cerebro y órganos. Seguías pateando fuerte dentro de la pancita de mamá - haciendo más difícil saber lo que realmente estaba sucediendo.

Pero estuviste a pocas horas de simplemente no poder más.

Solía pensar que era un tipo con suerte.

Una serie de eventos se combinaron de forma increíble para que hoy estés leyendo este post (cualquiera que sea el día de hoy que lo estás leyendo).

Teníamos cita a la 1:30pm para verte a través de un ultrasonido. La primer alarma se encendió cuando no se pudo hacer porque estabas dormida. Pasaron un par de horas, inclusive me fui con tu hermana a casa a dejar mi auto a casa porque tenía pico y placa (era un jueves). Luego subí con Julia de regreso a Quito hasta su escuela a recoger el auto de mamá e ir al laboratorio. Mamá había comido dulces y esperado pacientemente y nada, tu dormida.

Nos fuimos. Regresamos porque pateaste algo. Nos fuimos de nuevo, mamá estaba cansada. Pateaste de nuevo con más fuerza esta vez, y a pesar del tráfico del final del día, regresamos gracias a que tu insististe en moverte. Cuatro horas después del plan original te teníamos en pantalla, y saltó la segunda alerta.

Eran casi 32 semanas de gestación, pero tus extremidades eran como las de una niña de 27 semanas. Tu cabeza y estómago de 29. "No es para preocuparse pero si para ocuparse" dijo el ultrasonidista.

Nos preocupamos y mucho. Pasamos (tu mamá y yo) una noche fatal. No logramos ubicar al ginecólogo porque estaba de viaje y simplemente no contesto los mensajes.

Al día siguiente tu mamá consiguió una cita con otro ginecólogo en un hospital en Quito (Metropolitano) el cual nos queda lejos de casa y jamás se nos hubiera ocurrido ir, tomando en cuenta que tenemos otro hospital a un par de kilómetros de casa.

Caímos en el consultorio de Juan, un tipo que nos cayó super bien de entrada, por su personalidad y profesionalismo. Tanto que los dos pensamos en cambiarnos de médico, pero no nos dijimos nada.

Empezó una serie de preguntas y análisis correctos y minutos después Juan discutía tu caso con otros dos médicos. Entonces llegó la pregunta contundente: ¿A qué hora comió por última vez? La pregunta no era vana curiosidad. Juan necesitaba sumar 6 horas a lo que tu mamá le diría para poner el bisturí en sus manos.


La forma que lo explicó fue sencilla: "Lucía tiene mas chance de sobrevivir afuera que adentro". Algunas horas después Oswaldo (a quien le tenemos mucho cariño por la forma que trató a tu hermana de su meningitis) me lo decía con una frialdad que escondía los ojos llorosos: "Cuando vi el cordón umbilical supe que era cuestión de horas."

Nos fuimos dos veces y te encargaste de patear para hacernos regresar. No estabas dormida, estabas a punto de dormir para siempre. Pero pateaste fuerte. Naciste, y respiraste fuerte. Lucía, mi amor, Lucía se escribe con "L" de Luchadora.



Con lágrimas en los ojos te digo, me has enseñado sobre el poder de la voluntad. Con un par de días de vida me has enseñado lo que en 35 años no había aprendido.

Te doy las gracias y te admiro. Desde ya te amo con todo mi corazón y espero no pares de darme lecciones en esta vida, me encanta aprender de ti!

2 comments:

  1. Lucia quiere decir:: la luz estamos con ustedes.

    ReplyDelete
  2. Querida Lucy,
    Concuerdo con las palabras tan lindas de tu papi, todo me hace pensar que "we were meant to have you". Tu luchaste como una campeona durante y despues de tu nacimiento, tu mami quien te dio durante todo su embarazo lo mejor que pudo en todo lo que podia controlar (super bien alimentada y con un espiritu siempre radiante y positivo)y tu papi que fue el apoyo incondicional.Esto mas los buenos pensamientos de todos los que estamos cerca y la parte milagrosa de un Dios, hicieron de ti una BENDICION.
    Te damos la bienvenida a esta vida tan maravillosa. We love you,Tia Emma

    ReplyDelete

 
Serendipity template design by Deluxe Designs